Pase, abono, boleto

Los boletos impresos en cartón que eran marcados en cada viaje por el guarda, fueron los antecesores de los actuales sistemas electrónicos.

Bienvenidos al tren
La estación Williams Morris se inauguró el 25 de mayo de 1958. Los boletos con el número cero fueron sacados el día siguiente por Isidoro Vacarilli, un pionero de la zona.

Vamos de paseo
El tren fue un medio de transporte seguro y familiar. Como lo muestra esta imagen del fotógrafo Oreste Vivas (último a la derecha).

Dejando atrás el 2020: Pase, abono, boleto
Encontrá más de la edición #210

El trencito
Boletos del Urquiza: El de ida y vuelta, de dos colores, valía 2,70 Australes. Arriba: foto de la estación Kilómetro 18, hoy Ejército de Los Andes.

En la antigua estación Pereyra
estaba a 200 mt de Rubén Darío antes de que existiera la actual estación. A sus andenes arriBaban formaciones locales con trabordo a Campo de Mayo y trenes de carga procedentes de la Provincia del Litoral. Foto: Llegada de tren con locomotora a vapor.

Antes que la Sube
Los abonos servían para viajar sin tener que pasar todos los días por la boletería. El del ferrocarril urquiza llevaba los números de los días impresos y eran marcados por el guarda en cada viaje. En el San Martín había pasajes de 1ra y 2da clase.

Hurlingham de ayer: Pase, abono, boleto
Encontrá más del Hurlingham de ayer

Las fotografías fueron cedidas por: Noemí Vaccarili (Boletos y foto de estación Morris), Mario Daniel Lopasso (Boletos y Abono del Urquiza), Carlos Alfredo Bissone, (Estación Km18), Susana Vivas (Foto familiar en el tren), Alberto Manieri (Estación Pereyra).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *