Historias de Hurlingham

Un viaje en el tiempo

Te invitamos a dar un paseo por la historia de Hurlingham a través de fotos y notas publicadas en la revista casaxcasa.
Son imágenes y recuerdos llegados gracias a la amabilidad de numerosas personas que transitaron esos tiempos, algunas de ellas ya no están, su generosidad hizo posible que hoy podamos revivir esas valiosas experiencias.

Colectivo Liniers a Campo de Mayo

«La patente del año 1934 fue otorgada por el municipio de Morón entonces llamado 6 de Septiembre».

Estación Pereyra

«En los alrededores de la estación estacionaban muchos carros de lecheros que esperaban para cargar».

Roca angosta

«…almacén de devoto fue propiedad de los hermanos Gerónimo y Emilio Devoto. Funcionó como almacén y como despacho de bebidas. En sus mesas, era habitual ver a parroquianos de origen italiano que asistían después de trabajar».

Roca angosta (2)

«Las zanjas que surcaban los bordes de la avenida Julio A. Roca, a la que también llamaban Ruta 8, estaban pobladas por ratas y rodeadas de pastizales».

Sodería Zuetta

«…estaba ubicada en Sarmiento 1078, actual Solís entre Jauretche y Vergara y ocupaba parte del terreno donde actualmente funciona el supermercado Carrefour de 5 esquinas».

Almacén Ferreccio

«Como los principales almacenes de la época tenía un amplio surtido de bebidas y productos importados que llenaban sus inmensas estanterías…»

Inauguración de la plaza Ravenscroft

«Luego, el doctor Díaz usará de la palabra, haciendo entrega de la plaza a las autoridades…»

Gertrudis Hallet de Ravenscroft: La mujer que donó la plaza

«Los valiosos terrenos fueron donados por Gertrudis Hallet, la viuda de Juan Ravenscroft, quien antes de casarse con el fundador del Hurlingham Club había sido enfermera del Hospital Britanico».

Estación Newberry

«…contaba solamente con una pequeña casilla rectangular de madera y techo de chapas que se utilizaba como boletería, un par de bancos pequeños y una letrina…»

Casamiento Gallucci – Papeta

«Llegó con dos hermanos, uno de ellos vivió en Bahía Blanca y luego regresó a Italia, del otro nunca más se supo nada…»

Los Papeta

«…se sentaban alrededor de una mesa larga donde Antonio Papeta les servía la abundante comida que incluía los fiambres de cerdo que se producían en la casa…»

Carlos «Pampa» Silveyra

«…lo primero que hice fue chocarme sin querer la silla donde me tenía que sentar para hablar con el director, le dije: ‘como usted ve estoy acostumbrado a llevarme el mundo por delante«.

Carlos Lopasso

«El hecho de que tu ciudad tenga una identidad, te da una identidad a vos también y, como me gusta la historia, se me dio por sacar fotos…»

Tres Robles

La contruyó un presidente del Hurlingham Club, fue escenario de casamientos y formó parte de una película. En 1961 la compró el Colegio San Fernando.

Farmacia Junken: Señorita Florencia

Hurlingham, años 50: una mujer agradable y exigente nacida en Alemania decide instalar su farmacia en el pueblo.

El Tanglewood kindergarten

«En ese lugar durante los fines de semana el Sr Cortini también tenia un salón de té llamado El Nido del Hornero, por eso entre nosotros al jardín lo lamábamos El Nido. Todavía recuerdo las mesas y sillas que usábamos…»

Albino y Lucía

«Como su especialidad eran las verduras, recaló en la quinta que otros italianos, los Papeta, tenían en Villa Tesei».

Gonzalo Arnedo y el recuerdo de la quinta Santa Teresita

«Los chicos vivíamos de aventura. Entre mis primos y nosotros era una banda…»

Pase, abono, boleto

«Los boletos impresos en cartón, que eran marcados en cada viaje por el guarda, fueron los antecesores de los actuales sistemas electrónicos».

Si te interesa el Hurlingham de ayer mantenete en contacto porque seguiremos incorporando historias.